Hon. Samuel Hoyos Mejía

Samuel Hoyos

Samuel Hoyos Mejía es Psicólogo con estudios en sociología de la Universidad Javeriana, Master en Acción Política Universidad Francisco de Vitoria, Rey Juan Carlos de España.

Ha sido docente de postgrado en Ciencia Política de la Universidad Sergio Arboleda, actualmente es columnista del periódico El Nuevo Siglo.

Fue coordinador de la Revocatoria del Alcalde Gustavo Petro, como asesor del representante a la Cámara Miguel Gómez Martínez. Fue representante de Agencia Española de publicidad y comunicaciones en Colombia, y asesor de la Universidad Sergio Arboleda.

Integra la Comisión Primera de Asuntos Constitucionales de la Cámara. Fue designado ponente para primer y segundo debate al Proyecto de Ley 210 Cámara que restructura la Justicia Penal Militar y Policial, se establecen requisitos para el desempeño de sus cargos y se implementa la Fiscalía General Penal Militar y Policial aprobado en la legislatura que terminó.

Hace parte de la Comisión Legal que hace seguimiento al órgano electoral colombiano en Bogotá. Autor del Acto Legislativo por medio del cual se busca ajustar el Marco Jurídico Para la Paz, radicado el pasado 11 de septiembre en la Secretaría General de la Cámara.

Durante su actual periodo ha radicado los siguientes proyectos:

  • Acto legislativo 095, para ajustar el marco jurídico para la para los tratados internacionales suscrito por Colombia en materia de derechos humanos y justicia penal internacional.
  • Proyecto de Ley 113 de 2015, por el cual se regula el cobro por retiros en cajeros electrónicos.

Para el representante es importante promover la evaluación de las políticas públicas en un país como Colombia para legislar y gobernar basados en la evidencia. Estoy comprometido y creo en la misión de la evaluación ya que Latinoamérica y específicamente Colombia necesita de atención global, así como necesita nutrirse de todo el conocimiento posible respecto a la evaluación de sus políticas con el fin de que cada día sean mejores las iniciativas y sean mucho más productivas e influyentes en la sociedad colombiana. La evaluación fortalece la democracia, la administración pública y da más herramientas a los ciudadanos para controlar a sus gobernantes.